Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Cómo crear tu propia revista impresa

Por: Ilitia Toledo | Publicado: 26/09/2016 10:07 |

¿Quieres preparar una sorpresa especial para alguien? ¿Siempre habías soñado con tener tu propia revista impresa?

Si has contestado afirmativamente a estas dos preguntas, tenemos una buena noticia para ti: si necesitas imprimir revista, estás donde tienes que estar.

Imprimir una revista siempre es un acierto; aunque su uso hasta hace poco estaba limitado a la divulgación periodística, científica o artística, entre otras muchas, hoy en día las revistas nos pueden servir para mucho más que eso.


Es cierto que las revistas son un medio de comunicación muy versátil y que nos permite enfocarnos a muchas visiones. Una revista supone una modalidad de publicación innovadora, especial y que podemos aplicar a distintos campos.

A continuación, os exponemos algunas de las opciones que tenéis para poder imprimir una revista; ¡la cantidad de cosas que podéis hacer con ellas, sin duda, os sorprenderá!

La revista como regalo

Si queréis sorprender a vuestros familiares y amigos por su cumpleaños o cualquier otra ocasión especial, éste será sin duda un regalo que no olvidarán fácilmente. Las revistas como regalo son una forma muy especial de preservar los recuerdos que tenemos con nuestros seres queridos. ¡Acertaréis sin duda!!

La revista como catálogo

Las revistas son también un estupendo medio publicitario para tu empresa o marca personal. Por ejemplo, una revista sería una forma especial y distintiva para presentar tus productos. Realmente una revista puede ser un excelente punto de partida para empezar a aumentar las ventas de tu negocio.

La revista como medio de divulgación

Este es quizás el tipo de revista más común. Sirve como plataforma de comunicación, donde podemos imprimir nuestros propios trabajos, investigaciones, servicios… Es ideal para grupos de investigación, o mismo para grupos empresariales.

¿Qué tener en cuenta para montar y diseñar mi revista?

Lo primero a tener en cuenta es el formato que le queremos dar. Por lo general, cada formato irá personalizado según el tipo de contenido que se quiera ofrecer dentro de la revista. Se trabaja con dos tipos de formatos: A4 y A5.

El formato A4, de tamaño folio, es ideal por si queremos incluir muchas fotografías o dibujos y, al mismo tiempo, también introducir textos explicativos. El formato A5, correspondería a un tipo de revista más pequeña y manejable, ideal para guías o revistas muy sintéticas.

Por otra parte, el diseño de la revista también supone una importante decisión. Es cierto que hoy en día existen infinidad de plantillas en Internet sobre las que te puedes basar para diseñar tu revista.

No obstante, lo más importante sería tener claro cuánta cantidad de contenido queremos publicar, para saber aproximadamente, cuántas páginas nos saldrían.

¡Anímate a imprimir tu propia revista!

Comenta