Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Los maravillosos resultados de la radiofrecuencia facial

Por: Ilitia Toledo | Publicado: 13/10/2016 18:36 |

Últimamente, nos hemos encontrado con muchísimas novedades en el mundo de la estética y la belleza. Los adelantos científicos y los logros de los laboratorios farmacéuticos nos han permitido acceder a muchísimos más productos, que nos ayudan a cuidarnos, tanto por fuera como por dentro.

Entre la multitud de técnicas a las que podemos acudir para hacernos mejoras estéticas están la cirugía, los productos de farmacia o los tratamientos por sesiones. Y hoy queremos presentaros uno de los tratamientos más novedosos que podemos encontrar hoy en día en una clínica estética: la radiofrecuencia facial.


¿Qué es la radiofrecuencia facial?

Básicamente, un tratamiento de radiofrecuencia consiste en aplicar las beneficiosas propiedades del calor en ciertas zonas del cuerpo, para reducir las arrugas. El calor se aplica en las zonas afectadas, por ejemplo, por las arrugas, la celulitis o la piel de naranja.

Con este tratamiento se activa la circulación de la sangre, favoreciendo que se formen, de manera natural, sustancias como el colágeno o la elastina, que ayudan a mantener la piel joven.

La técnica que se viene utilizando en este tratamiento es una técnica de contracción; mediante el calor que se aplica en la piel, se consigue que las moléculas de colágeno se contraigan y, al momento, produzcan que la piel se tense. Este método es conocido como el efecto flash.

Un aspecto que hay que tener en cuenta antes de hacer un tratamiento de radiofrecuencia, lo más importante es hacer un estudio previo de los niveles de colágeno que tiene nuestro cuerpo, ya que de este nivel dependerá el buen resultado del tratamiento que nos apliquemos.

¿Para quién está recomendada la radiofrecuencia facial?

La radiofrecuencia facial es una técnica que no tiene limitación de edad; al no depender de sustancias abrasivas o tener que usar anestesia, también la pueden utilizar hasta los más mayores.

En términos generales, la radiofrecuencia facial está recomendada para personas mayores de 30 años, que sufran de patas de gallo, flacidez, arrugas, despigmentaciones o deshidratación. En resumen, para actuar en contra del paso del tiempo.

¿Por qué supone una alternativa a la cirugía?

La radiofrecuencia facial es una estupenda alternativa a la cirugía debido a su fácil aplicación y a sus escasos efectos secundarios, en comparación con una intervención quirúrgica.

La principal ventaja de la radiofrecuencia facial es que se consiguen los resultados de un lifting facial, pero sin pasar por quirófano ni resultar abrasivo para el cuerpo. Al ser una técnica indolora y rápida, que actúa nada más aplicarse sobre la flacidez, las arrugas y la despigmentación de la piel. En definitiva, la radiofrecuencia facil consigue, sin dolor ni efectos secundarios ni dolor, un rejuvenecimiento cutáneo total.

Comenta