Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Regala la tarta de cumpleaños a base de naranja

Por: Ilitia Toledo | Publicado: 19/12/2016 18:29 |

La próxima vez que tengas un cumpleaños olvídate de salir a la calle y recorrer todas las tiendas en busca de un objeto, utensilio o prenda que regalar. A partir de ahora, cuando te inviten a una celebración, lleva el postre.

El dulce en una fiesta de cumpleaños siempre tiene que estar presente de una manera u otra. Muchas veces, se acaba comprando una tarta en el último momento y cuando llega el momento de degustarla, deja mucho que desear. Acostúmbrate a ser la persona encargada de poner la guinda a la fiesta con un pastel artesano elaborado por ti.

Te proponemos que utilices la naranja como materia prima, un excelente cítrico que además de exquisito refuerza todo nuestro sistema de defensas. Con la siguiente receta, conseguirás hacer una tarta con naranja en poco tiempo y con un resultado sublime. Sólo tienes que tener un poco de pericia y sacar tiempo, algo que seguro acabas encontrando.

Para empezar, necesitas el ingrediente principal y para ello te recomendamos que recurras a las compañías que venden online las naranjas de su huerto en Valencia. Estarás comprando calidad y el resultado final de tu pastel será mucho mejor.

Una vez tengas las naranjas, necesitarás una base de pasta quebrada, natillas que puedes comprar ya elaboradas, caramelo líquido y canela en polvo.


Procedimiento

Lo primero que harás será abrir las natillas y verterlas en un bol amplio. A continuación, coge dos naranjas de un tamaño mediano y empieza a rallar toda su piel que mezclarás con las natillas. Cuando lo hayas realizado, coge la canela en polvo y espolvorea un poco por encima. A continuación, remueve todo durante unos minutos para que se mezcle toda la crema.

Coge la base de masa quebrada y ponla sobre la bandeja que utilizarás. Ahora, corta en rodajas las naranjas que has utilizado anteriormente intentando pelarlas muy bien para quitar esa piel blanca que es lo que suele darle un sabor amargo. Puedes colocar las rodajas sobre un plato para que escurran un poco su zumo.

Los últimos pasos son muy fáciles. Ahora vierte las natillas con la ralladura de naranja y la canela sobre la masa evitando que se derrame por los lados. Cuando esté lista, simplemente tendrás que cubrir toda su superficie con las rodajas de naranja que tienes preparadas y, por último, regar con un poco de caramelo por encima.

Métela en la nevera porque es una tarta que tiene que comerse bien fría. Como ves, no necesitas horno y en poco más de media hora, tendrás el pastel de cumpleaños perfecto que gustará a todo el mundo.

Comenta